La lente intraocular bifocal

La lente intraocular bifocal separa la luz en dos puntos distintos de focalización: uno para la visión de lejos y el otro para la visión de cerca.

De este modo, corrige la visión de cerca y de lejos, pero ofrece una visión intermedia limitada. Sin embargo, esta última es importante para numerosas tareas de la vida cotidiana, como trabajar con el ordenador, cocinar o introducir una llave en la cerradura.

Con este tipo de lente, se destina muy poca luz a la visión intermedia. En consecuencia, la calidad de la visión es menor cuando los objetos se mueven hacia delante dentro del alcance del brazo (distancia intermedia).

Podría ser necesario utilizar gafas de apoyo para algunas tareas, como trabajar con el ordenador. La lente permite una buena visión a corta distancia (32 a 39 cm), pero la calidad de visión de cerca podría variar según la iluminación. Si es necesario, se recomienda emplear una lámpara de apoyo para leer.